Solicitar Información

¿Porqué nos sentimos cansados todo el tiempo?

Guatemala, 11 de Septiembre 2019

Tal vez esté pensando que su cansancio no es tan extremo, por que de alguna manera usted si logra dormir algunas horas durante la noche.

Pero probablemente y sin darse cuenta usted no está durmiendo lo suficiente y necesario para su cuerpo. Como puede imaginar, esa es la primer razón que explica por qué está tan fatigado siempre.

1. No duerme suficiente

Estar cansado todo el tiempo por no dormir bien es la razón más lógica ¿cierto? Pero también ¡es la razón más importante! Piense en esto: estará durmiendo más de un tercio de su vida, lo que significa que dormir es biológicamente indispensable para vivir. 

Estas son algunos motivos comunes que lo hacen dormir mal:

  • Posponer el momento de ir a la cama

  • Quedarse viendo televisión hasta tarde

  • Estar frente a una pantalla antes de dormir

  • Tomar alcohol antes de dormir (incluso si es solo una cerveza)

  • Fumar en las noches (la nicotina tiene un efecto similar a la cafeína)

  • Tomar más de 3 tazas de café durante el día

  • Se desvela durante los fines de semana

  • Su recámara no está oscura completamente o es muy calurosa

2. Comer poco saludable durante el día

Muchas veces cuando pensamos en los factores que contribuyen en que estemos sumamente exhaustos, rara vez se le da mucha importancia a la comida.

Una mala decisión durante el almuerzo como unas galletas de la máquina en el pasillo tendrá una consecuencia directa en sus niveles de energía durante el resto del día.

Lo mismo pasa si deja de comer durante muchas horas.

3. No toma suficiente agua en el día

Tenemos la percepción de que la sed aparece solo cuando estamos caminando en medio de un desierto, con la garganta seca y sudando a chorros. Pero, en realidad, las consecuencias de tener niveles bajos de agua en nuestro cuerpo también aparecen cuando se está levemente deshidratado y la alarma de la sed en su cerebro aún no está activada. Es decir que, la sensación de sed se produce sólo después de que el cuerpo ha comenzado a deshidratarse.

 

En el momento en que empieza a sentir sed, el cuerpo ya está deshidratado a un nivel de entre el 0,8% al 2% de tu peso corporal.

La deshidratación produce una reducción en el volumen de sangre, lo que hace que la sangre sea más «espesa». Esto hace que tu corazón bombee de forma menos eficiente, reduciendo la velocidad a la que el oxígeno y los nutrientes llegan a los músculos, órganos y cerebro, lo que te genera una sensación de cansancio y adormecimiento, además de una disminución en tu memoria, visión, capacidad cognitiva e incluso estado de ánimo

4. Querer hacer todo al mismo tiempo

Tratar de hacer todos nuestros deberes al mismo tiempo para terminar rápido solo nos agota mentalmente y físicamente. 

En la vida tiene que existir un balance, no quiere decir que deje de hacer sus obligaciones, pero sacrificar su bienestar nunca es una buena idea.

 

Algo que también puede ocurrir es que no sabemos decir “no”, ya sea a la gente en nuestro alrededor o incluso a nosotros mismos. Intentamos con todas nuestras fuerzas el abarcar muchas actividades, y al final del día estamos sumamente exhaustos, el tiempo libre deja de ser disfrutable, nos convertimos en un robot y dejamos de ser humanos.

5. No saber manejar los niveles de estrés

Un poquito de estrés puede ser una ventaja ya que nos ayuda a que estemos más alerta y seamos capaces de desempeñarnos mejor. Pero el estrés es solo algo positivo si es de corta duración, por tiempos concretos.

 

Mantener altos niveles de estrés por muchos días afecta tu salud y bienestar. El estrés es como la sal que agregamos a la sopa, una pizca le va bien pero, agregar más de la cuenta hace a la sopa incomible.

Diversos estudios han concluido que tener mucho estrés por mucho tiempo se refleja en un estado de cansancio crónico 

6. No hacer ejercicio 

La falta de ejercicio hace que se sienta más cansado, si pospone el momento de hacer ejercicio porque se siente muy cansado, lo único que hará será sentirse más y más cansado.

 

El ejercicio regular aumenta la fuerza y la resistencia, ayuda a que su sistema cardiovascular funcione más eficientemente, y suministre más oxígeno y nutrientes a los tejidos. Dando como resultado una sensación de energía que se mantiene durante todo el día (pero ojo, el efecto puede ser contraproducente si haces ejercicio justo antes de dormir).

Así que la próxima vez que esté tentado a quedarse en el sofá, al menos salga a dar un paseo y verá la diferencia enseguida.

Compartir

Hacer Comentario