Solicitar Información

Riesgos de la vanidad

Guatemala, 05 de Septiembre 2018

Comencemos por definir la vanidad “un aspecto de la naturaleza humana que se enfoca en aquello que es poco trascendente, poco profundo en la vida. Es una obsesión respecto de la propia persona, basada en aspectos superficiales de la personalidad, como la imagen.”

 

La vanidad es muchas veces es confundida con la seguridad en sí mismo, pero la vanidad se enfoca en la imagen de una personas, más que en la personalidad. El creer que no se necesita de nadie más y que una puede hacer todo sin la ayuda de alguien más no siempre es bueno.

 

Giraldo (2016) comparte algunos de los peligros de la vanidad:

1. Insensibilidad

Concentrarse solo en uno mismo causa indiferencia sobre el entorno. Todo lo que no afecte directamente pasa a segundo término, incluyendo temas trascendentales como la justicia, los valores, la empatía, hasta que finalmente de a poco los demás pierden relevancia y nosotros humanidad.

2. Intolerancia

Sentir que nuestra opinión tiene mayor peso que el resto hace que devaluemos lo que los otros tienen para decir, y por lo mismo no estamos dispuestos a darles siquiera el beneficio de la duda. De allí que una persona que ha caído en el pecado de la vanidad se vuelva tiránica sobre sus propias opiniones.

3. Autoritarismo

Ser intolerante es el preámbulo del autoritarismo, y el autoritarismo es la consecuencia de una vanidad desmedida. Buscan replicar sus creencias sobre quienes tienen poder, y convencer de su poder al resto de su entorno.

4. Dependencia

Las personas egocéntricas basan su estima en el tener y aparentar, de allí que aunque parecieran tener el control, en realidad están a merced de la percepción que el mundo tiene de ellos.

 

Vivimos en una sociedad que constantemente nos da la idea que debemos ser perfectos, sin embargo, tenemos que aprender de nuestros errores, aceptarlos y aceptar las críticas de los demás, pues esta una de las maneras en que aprendemos y vamos mejorando cada día.

 

Compartir

Hacer Comentario